EMPRESA DE LIMPIEZA

Limpiezas Solsolan 10, S.L.
Tel.: 93.380.16.65

info@solsolan.es

Limpieza Oficinas y Despachos

Existen diferentes métodos de limpieza de superficies, que tienen como objetivo el mantenimiento y conservación de las mismas. Conforme el tipo y el estado de la superficie, se llevan a cabo ciertos métodos y se establece la  frecuencia que corresponda.

Saber distinguir el material de esas superficies es de suma importancia para escoger el adecuado sistema de limpieza.

Se detallan a continuación técnicas de limpieza a efectuar en oficinas.

 

LIMPIEZA MOBILIARIO

 

Eliminar la suciedad y el polvo es una labor de suma importancia, entre otras muchas razones:

• El polvo es transmisor y propagador de microorganismos.

• El polvo es causa de alergias en ciertas personas.

• El polvo puede complicar un buen funcionamiento de máquinas o equipos.

• En el momento en que vemos una superficie donde se ha depositado el polvo, nos da una impresión de suciedad.

 

La limpieza de las superficies es una labor de suma importancia, no solo por estética, sino como ya se hemos apuntado previamente, por razones de salud.

Para eliminar el polvo se usan: aspiradores, plumeros, gamuzas y bayetas tratadas con soluciones limpiadoras.

En una oficina, podemos identificar:

• Muebles tapizados.

• Mesas, estanterías y guardarropas de metal o bien sintéticos.

• Ordenadores, impresoras, fotocopiadoras, teléfonos, etc.

• Objetos diferentes.

 

Muebles tapizados

Son un tanto complicados de adecentar, en tanto que están cubiertos de un textil, piel o bien piel sintética que muy frecuentemente absorben la suciedad, haciendo prácticamente imposible conseguir un buen resultado.

En sillas, sofás y sillones, si la cobertura del asiento, respaldo y apoyabrazos es textil, se aspirará usando un aspirador.

Periódicamente, se debe aplicar una solución de champú o bien con productos concretos para textiles, cuidando en especial de no humedecer en exceso el asiento o bien la parte cubierta, puesto que la esponja que contiene en el interior puede expulsar suciedad al mojarse, manchando la tapicería exterior.

Si el tapizado se encontrase en paredes y murales, es más difícil que se manche, pero no se debe olvidar que el polvo en suspensión contiene partículas de suciedad que con la humedad se adhieren a las paredes. El proceso de limpieza es exactamente el mismo que para el resto de moblaje tapizado.

 

Mesas, estanterías y guardarropas

La mayoría de objetos que limpiamos en las oficinas se componen de melamina, esta se identifica por ser una superficie completamente cerrada, libre de poros, dura y resistente, que aguanta el calor. Para la limpieza de estas superficies, la mejor técnica es emplear sencillamente agua y jabón. Una gamuza de microfibra humedecida en una solución con limpiador neutro la deja perfecta.

 

Mobiliario de chapa de madera o madera maciza

En esta clase de mobiliario no es conveniente aplicar aerosoles de ceras ni siliconas, en tanto que con esta técnica se engrasa la superficie y pierde la belleza natural que tiene. No olvidemos que la mayor parte está protegida con embarnices y ceras. Una gamuza humedecida en una solución neutra sería la mejor técnica para la limpieza.

Cuando la chapa de madera o la madera maciza está estropeada, es recomendable alimentarla y también hidratarla. Los productos específicos para madera poseen esos nutrientes

 

Limpieza de los equipos informáticos y ordenadores

Su limpieza se realizará con gamuza de microfibra sutilmente húmeda en agua y una solución de limpiador neutro para no dañar los equipos. Nunca pulverizar de forma directa los equipos.

Para un monitor CRT, podemos emplear cualquier limpiador neutro o con base de bioalcohol, para asegurarnos una mayor limpieza y no correr el peligro de dañar el equipo. No se debe aplicar los limpiadores de forma directa sobre la pantalla, sino sobre un paño, que entonces vamos a pasar sobre la pantalla con movimientos suaves.

Los monitores de LCD precisan un trato más frágil al ponerlos en contacto con algún elemento de limpieza. Si hay polvo en la pantalla,  al pasar una gamuza seca se pueden producirse arañazos. Por ello, los pasos a seguir son los siguientes:

•Apagar el monitor y desconectarlo (si es posible).

•Pasar suavemente una bayeta o bien gamuza humectada en un producto antiestático y secar.

•Limpiar de igual modo los cables del monitor.

•Conectar el monitor.

Para la limpieza de las pantallas, existen paños empapados en soluciones concretas, que resultan muy cómodos y simples de emplear. La técnica de limpieza apropiada del equipo es esencial, en caso contrario se pueden causar daños.

Para evitarlos, hay una serie de acciones que NO debemos hacer:

•NO emplear agentes de limpieza beligerantes, puesto que  estos poseen productos químicos que pueden dañar la pantalla.

•Se debe evitar emplear cualquier producto de limpieza que contenga amoníaco, acetona o alcohol etílico.

•No salpicar de forma directa en la pantalla.

•No emplear papel tisú, periódicos, etc., pueden producir arañazos en la pantalla.

Limpieza del teclado:

•Desconectar el teclado.

•Darle la vuelta al teclado y golpear suavemente para que caiga la suciedad atrapada.

•Si es preciso, aspirar entre las teclas, a fin de que salga cualquier partícula que no haya salido con los golpes.

•Humedecer gamuza o bayeta y limpiar las teclas más el resto del teclado.

Limpieza del ratón:

• Desconectar el ratón.

• Humedecer una bayeta con solución limpiadora y secar.

 

Limpieza equipo portátil

Por una parte la pantalla, un componente frágil al que no se le puede ejercer presión y que acostumbra a estar llena de polvo y de huellas. Otro elemento esencial es el teclado, aunque fuerte y sufrido es el elementos que recibe la mayor parte de restos de comida, pelusas y polvo. Por último la carcasa, en general recibe la marca de huellas.

Es recomendable llevar a cabo la limpieza cuando esté desconectado de la red eléctrica.

 

Limpieza teléfonos

Los constipados y enfermedades respiratorias se contagian por vía oral. Hay que tomar en consideración que los auriculares del teléfono es lo que más cerca está de nuestra boca y, por este motivo, lo que vamos a tener más cerca para coger algún género de contagio. Los motivos expuestos demandan que la limpieza del teléfono conlleve una desinfección.

 

Objetos múltiples

Los objetos ligeros ubicados en los muebles o bien sobre las mesas se van a levantar del sitio para limpiar la superficie donde estén ubicados.

Las papeleras se vacían de restos, se limpian con una solución de limpiador neutro, se cambia la bolsa y se pone nuevamente en su lugar.

Hay que prestar singular atención a objetos ornamentales que puedan estar en las oficinas o bien despachos, como cuadros, figuras, lámparas, etc. Estos objetos, hay que tratarlos con cuidado, siguiendo las instrucciones de los responsables inmediatos.

 

Limpieza de pavimentos

Son las superficies más vistosas, por lo que si una oficina está muy limpia y el suelo está lleno de manchas o polvo, la calidad del servicio de limpieza no existe.

 

Moquetas

Esta superficie se aspirará diariamente, siempre y cuando se resulte posible, prestando singular atención a las zonas de más tráfico. De forma regular, se realizará una limpieza concreta, que puede ser con máquinas de inyección-extracción y espuma seca.

 

Pavimento duro natural

Si el suelo es de terrazo o mármol, a diario se va a pasar una mopa de algodón, aplicando un captapolvo, o bien empapada, con el objetivo de quitar el polvo que se deposita. Se puede efectuar el fregado con mocho y una solución de agua y fregasuelos neutro. Periódicamente se efectuarán los tratamientos de restauración, como el cristalizado, si fuera preciso.

 

Pavimento duro artificial

Si el suelo es de gres o arcilloso. a diario sencillamente se empleará diariamente la mopa para la supresión del polvo y de las partículas en suspensión, o bien se fregará con un mocho sumergido en una solución de limpiador y agua. En un caso así, el limpiador puede ser levemente alcalino, en dependencia del grado de suciedad.

 

Recubrimiento blando (PVC)

Lo vamos a limpiar igual que si fuera un suelo duro.

 

Plan actuación: Limpieza oficinas y despachos:

1. Recogida de restos repartidos por la superficie (cajas vacías o  excedentes de la actividad).

2. Vaciado y limpieza de papeleras.

3. Mopeado o fregado paivmentos.

4. Desempolvado del mobiliario.

5. Limpieza elementos y equipos.